abril 16, 2014

Storytelling 2.0: Otra manera de comunicar y llegar lejos

StoryTelling

Izaskun Vega, consultora Social Media. Contar historias ha sido desde siempre la forma más efectiva de trasmitir conocimiento y  sabiduría, de hacer comunidad. Nuestros antepasados, se contaban sentados alrededor del fuego historias.  Las historias,  se las pasaban de  generación en generación y servían principalmente para educar a los jóvenes y mantener la unión de la comunidad.

Hace unos días  tuve la oportunidad de acudir a un seminario donde Álvaro Andoin nos mostró los pasos, métodos, normas y herramientas para realizar Digital Storytelling.

Pero, ¿cómo podemos contar las historias en la Web 2.0?

Andoin nos decía que antes de empezar a contar una historia, lo primero que debemos hacer es  pararnos  a pensar qué  vamos  a contar, debemos decidir cual es la historia, debemos pensar qué queremos trasmitir con esa historia y cuál es el objetivo de la misma.

En la charla nos habló, entre otras cosas, de puntos a tener en cuenta para contar historias y ser más creativo. Puntos básicos que también se utilizan en el teatro de la improvisación.

Let it go: Reflejar física y emocionalmente el efecto de lo que escuchamos, vemos, leemos o sentimos.

Cuando queremos ser más imaginativos siempre luchamos contra nuestra propia imaginación. La historia se tiene que cubrir con las aportaciones de todos. Debemos dejar ya de bloquearnos. Tenemos que darnos permiso para mostrarnos vulnerables y poder hacer elecciones de contenido atrevidas (aún sabiendo que podemos cometer errores).

“Luchamos contra nuestra imaginación, especialmente cuando tratamos de ser imaginativos”, Keith Johnstone.

Pero como está demostrado, hay que romper rutinas sino la gente se aburre. Quítale la “t” a la palabra rutina. Sí, efectivamente, la rutina también en las historias es una ruina. Debemos atrevernos a romper rutinas.

Un ejemplo buenísimo dónde se puede ver que no ocurre lo de siempre, cómo se rompe la rutina, es el que nos mostró Andoin,  en el vídeo Carlsberg stunts with bikers in cinema

Otro ejemplo, podemos encontrarlo en un cuento de niños muy popular, un cuento que todos hemos escuchado, la “Caperucita Roja”. Caperucita hacía lo mismo todos los días, ir a casa de su abuelita y en el cuento rompe una rutina cuando aparece el lobo.

Cuando contamos una historia también debemos tener en cuenta el “Círculo Dorado” que responde a las preguntas de why, how, what. La gente no compra lo que haces, la gente compra el por qué lo haces. La parte del por qué, y el cómo corresponden a la parte emocional. (Más sobre el círculo dorado se puede ver en el video de Simon Sinek)

En este punto, en el punto de la emoción Andoin hizo hincapié porque también en cada historia debemos emocionar.

La revista Psychological Sciencet (revista especializada en materia psicológica) en un estudio que publicó  cuenta que “las plataformas como Facebook, Twitter, Google+, etc. facilitan la comunicación entre las personas. Pero el estudio también dice que los millones de mensajes intercambiados al día a través de las redes sociales están motivados por las emociones de los usuarios, y que el hecho de utilizar estas plataformas para este fin nos satisface psicológicamente como individuos, ya que nos permite de algún modo canalizar todos esos sentimientos de tristeza, ira, alegría…”

De esto deben aprender las empresas que se lanzan a las redes sociales. Las redes sociales son conversaciones entre seres humanos, donde el 100% de sus actos son a través de las emociones.

Un ejemplo buenísimo donde se trata de emocionarnos, contando una historia es  Anuncio coca cola – Estás aquí para ser feliz

 


En este vídeo no vende hasta el final el producto. Este vídeo no se queda grabado en nuestro cerebro por la importancia de los conceptos o mensajes que contiene, sino por los sentimientos que nos han generado, por lo identificados que nos hemos sentido con sus personajes y que por unos momentos los hemos hecho nuestros.

Use everything: Usarlo todo. Decir y hacer cosas obvias, utilizar errores y accidentes porque un error, un accidente es una oportunidad para contar una historia. Hacer o utilizar ofertas físicas, audio, vídeo, conectar ideas, improvisar.

“Yes and…” construir a partir de lo que vemos, leemos, escuchamos, sentimos…

Un buen ejemplo de improvisación es el de Chatroulette Piano Ode to Merton, donde se conecta gente de manera aleatoria, y toca el piano según lo que ve, frente al público, improvisando.

“Pídanle a alguien que les dé una idea original y verá cuán confundido se ve. Si dijera lo primero que se le ocurriera, no tendría problemas.” Keith Johnstone

Andoin nos dijo que hay que jugar con el status. Lo que los expertos llaman “El baile del status”. Ese cambio de status es el que gusta en las historias. Cambiar el status, de algo serio pasar a un momento gracioso.

mo pasamos de contar una historia a contar una historia 2.0? En el 2.0 el contenido es orbital como dice A list apart.

¿Qué nuevos elementos se pueden utilizar para contar una historia 2.0? Las conversaciones que todo el mundo ve, la visualización de las fotos, los enlaces, los hashtags, los favoritos de Twitter, los retuits tuyos y los tuits retuiteados, recomendaciones que haces, que te hacen…Todo cuenta y vale para contar una historia 2.0. Además en este caso Social Media nos permite contar la historia en tiempo real, igual que la radio estaréis pensando, pero en este caso la capacidad es colectiva. Cada uno de nosotros nos hemos convertido en un api. Lo que cambia es el punto de entrada en la historia.

Para crear una historia 2.0 una de las herramientas que se utilizan Andoin es principamente la de Storify. Esta herramienta permite crear tu textos, añadir tweets, fotos, enlaces a webs, fotos de instagram, geolocalización. Permite ir construyendo una historia con los elementos 2.0.

Todo esto con un único fin, ser más creativos. Leido en Ibermatica

Palabras Claves

Noticias Relacionadas